Blogia
Esculturas en Gran Canaria

ESCULTURA EL CAMELLO

ESCULTURA EL CAMELLO

fotografia de:http://www.fotosdegrancanaria.com/aguimes_179.JPG

SITIADA JUNTO AL HOTEL RURAL LA CASA DE LOS CAMELLOS

EN AGUIMES- GRAN CANARIA

OBRA DE WENCY HERRERA GARCIA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Imar -

CAMELLO

Caminar de patas largas,
delgadas y musculosas,
de pies planos y anchos
y pezuñas con dos dedos;
El caminar del camello,
“El Barco del desierto”.

Al bajar por el “Progreso”,
dejando atrás el “Rosario”,
la “Casa de los Camellos”;
El antiguo establo,
guarida de bestias de una sola giba,
donde guardan vísceras grasas,
donde guardan la energía
para épocas de carencia y sequía.

¡Mira hacia el callejón amargo!
¡”Callejón de la Retama”!
¡Ese animal! ¡Animal cansado!
Comedor de dátiles, hierba y grano;
El que fuera medio de transportes y carga,
en Agüimes en tiempos pasados.

En el suelo empedrado tú,
apoyado sobre los gruesos callos
de tu rodillas y pecho;
Soportando el cansancio de tu esfuerzo,
que se remonta hasta hace milenios,
donde eras inmovilizado fijo
de mercaderes de incienso.

La reputación mal pintada
de animal malhumorado y terco,
algo que no ha de ser cierto;
Por ser animal tranquilo
que con sus gruñidos rompe el silencio;
Para sacar fuerzas, para alzar sin descontento
el peso o las cargas de su dueño.

Los ojos grandes y expresivos;
De rizadas pestañas,
escuderas de polvo y arena;
Con pobladas cejas protectoras
del sol que descansa sobre su testa.

Orejas pequeñas aunque agudas,
hacen oídos sordos;
Haciéndote el remolón,
de las órdenes y tareas
que se te encargan desde que irrumpen
los primeros rayos del sol.

Camello color arena,
echado en la “Retama”,
masticando tu comida indigesta,
absorto en tus pensamientos,
recordando tu leyenda.

Aire a la espera,
visitando tus fosas nasales;
Preparado para ser inspirado,
a las puertas de tu nariz
que concientemente has cerrado,
para condensar la humedad
para irte refrescando.

¡Mullido animal!
¡Engulle el agua que quieras!
Animal de cola de soga,
animal de pelo renovado en primavera,
que trae al mundo a sus crías
tras trece meses de espera.

Eres uno y eres todo:
Eres transporte,
eres refugio y sombra,
eres leche, carne y lana;
Eres el mítico animal
del hoy que se hizo ayer,
y del futuro que se hará mañana.

Las calles de Agüimes
vacías de movimientos;
En ellas las esculturas,
en ellas los monumentos,
en ellas el sonido de tu alarido
de animal fornido y esbelto.

La jubilación anticipada
a tus veinticinco años;
Compensa a tus músculos,
compensa a tu giba,
compensa a tus costados
que han soportado las cargas
de aventuras y desventuras
desde que diste los primeros pasos.
Ostenta tu historia,
habla del pueblo de Agüimes,
descansa animal cansado,
echado en la “Retama”,
cerca del “Callejón del Reloj”
donde tanto amor se derrama.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres