Blogia
Esculturas en Gran Canaria

El Cabildo inaugura las esculturas que homenajean a los Kunkel, firmes defensores de la flora y de los espacios naturales de Canarias

El Cabildo inaugura las esculturas que homenajean a los Kunkel, firmes defensores de la flora y de los espacios naturales de Canarias

Manolo González -autor de las esculturas-, Encarna Galván, Mary Anne, José Miguel Pérez, Juan Salvador León y Larry Alvarez, ayer. ADOLFO MARRERO

Los Kunkel vuelven a su isla

ANÍBAL RAMÍREZ Mary Anne acarició con su mano tres veces el cuello del busto de su querido Günther mientras miraba emocionada su rostro y cuando junto al presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Pérez, descubrió el suyo, ladeó la cabeza hacia bajo con una sencillez que la engrandece y sollozó emocionada. José Miguel Pérez justificó este homenaje sorpresa para saldar "una antigua y una larga deuda con este matrimonio que tanto hizo por la Isla".


Y es que los Kunkel, en su intensa y prolífica estancia en Gran Canaria desde el año 1964 hasta 1977, cuando Günther eligió echar raíces en la isla tras un periplo por Perú -país en donde se conocieron y se casaron-, Chile, Oriente Próximo y las selvas de Liberia, consiguieron que se hable de un antes y un después del patrimonio botánico de Canarias y de la protección de sus espacios naturales.


Como hitos de esta fortuna que fue tenerlos en la isla de Gran Canaria, está la participación de aquel "extranjero alto, fuerte, de intensos ojos claros y densa barba gris", en la creación del primer grupo ambientalista: la Asociación Canaria para la Defensa de la Naturaleza (Ascan) y también la fundación de otro en Tenerife que terminaría por llamarse ATAN.


A iniciativa de Günther, tuvo lugar en 1973, el I Congreso Internacional sobre la flora macaronésica, un encuentro científico que reunió en la capital grancanaria a más de 70 investigadores pertenecientes a 13 países. También fue destacada su contribución en el inventario de los recursos naturales de la provincia de Las Palmas, conocido como Proyecto 817 de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza.


El ideal de Kunkel era haber podido declarar todas las islas como Parque Nacional, pero al estar habitadas, con una población poco sensibilizada y escaso suelo público, el esfuerzo se debía centrar en proteger lo más representativo. Así se consiguieron los parques nacionales de Timanfaya (1974) y Garajonay (1978) y la primera Ley de Espacios Naturales (1987).


La disciplina de los Kunkel les permitió a la vez el estudio de un largo centenar de taxones endémicos, con el descubrimiento de varias especies nuevas. Fue en sus publicaciones donde Mary Anne, nieta del paisajista inglés William Turner, legó sus famosos y rigurosos dibujos de la flora de Gran Canaria. Günther lideró la oposición a un hotel y un teleférico en Tamadaba consiguiendo su objetivo, pero con el coste de que las administraciones no siguieran sufragando sus trabajos y su traslado a Almería. En 2007 fallecía el gigante botánico alemán.


"Nunca se sale de una isla cuando se ha vivido en ella", dijo Mary Anne, asombrada con lo que ha cambiado Gran Canaria en 32 años y por la compañía de "los amigos grancanarios". El domingo se acercó al espacio natural de Jinámar para esparcir cenizas de Günther junto a la única colonia que existe en el mundo de la Lotus kunkelii.

http://www.laprovincia.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009041600_12_223777__Gran-Canaria-Kunkel-vuelven-isla

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres